Dieta DASH para la hipertensión

Dieta DASH para la hipertensión
¿Me puntúas este contenido? 🙂

La Dieta DASH o dieta para la hipertensión es una dieta enfocada a personas que padecen de hipertensión arterial. La dieta basa en los resultados del estudio DASH publicados en 1997. El estudio mostró que una dieta rica en frutas, verduras y alimentos lácteos bajos en grasa, con grasa reducida saturada y total podría reducir la presión arterial. Conocida en todo el mundo, es una dieta recomendada por el Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y Sangre (parte del Instituto Nacional de Salud) de USA para bajar la presión arterial.

Dieta para la hipertensión

Función

Acorde con numerosos estudios, la dieta DASH puede reducir la presión arterial incluso tanto como con la misma eficacia que una medicación, pero sin el riesgo de efectos secundarios no deseados. Se sabe que una reducción de la presión arterial en hipertensos puede reducir la incidencia de enfermedad arterial coronaria en un 15% y accidente cerebrovascular en un 27%. .



Orígenes

 

La presión arterial alta afecta aproximadamente a uno de cada cuatro personas en el Reino Unido y se define como la presión arterial consistentemente por encima de 140/90 mmHg. El número superior, 140, es la presión sistólica ejercida por la sangre contra las arterias mientras el corazón se contrae. El número inferior, 90, es la presión diastólica en las arterias mientras el corazón está relajado o entre latidos. Cuanto mayor es la presión arterial, mayor es el riesgo de desarrollar enfermedad cardiaca y renal y accidente cerebrovascular. La presión arterial alta se conoce como el “asesino silencioso”, ya que no da síntomas o señales de advertencia.

El estudio DASH del Instituto Nacional del Pulmón, la Sangre y el Corazón (NHLBI), publicado en el New England Journal of Medicine en 1977, fue el primer estudio que analizó el efecto de una dieta completa rica en potasio, magnesio y calcio sobre la presión arterial.

El estudio incluyó 459 adultos con y sin presión arterial alta. Las presiones arteriales sistólicas debían ser inferiores a 160 mm Hg y las presiones diastólicas de 80 a 95 mm Hg. Aproximadamente la mitad de los participantes eran mujeres y el 60% eran afroamericanos. Se compararon tres planes de alimentación. La primera fue similar a una dieta típica estadounidense, alta en grasa (37% de calorías) y baja en frutas y verduras. La segunda fue la dieta americana, pero con más frutas y verduras. El tercero era un plan rico en frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa y baja en grasas (menos del 30% de calorías). También proporcionó 4.700 mg de potasio, 500 mg de magnesio y 1.240 mg de calcio por 2.000 calorías. Este último plan alimentario se ha conocido como la dieta DASH. Los tres planes contenían cantidades iguales de sodio, aproximadamente 3.000 mg de sodio diariamente, equivalente a 7 g de sal de mesa. La ingesta calórica también se ajustó para mantener el peso de cada persona. Estos dos factores se incluyeron para eliminar la reducción de la sal y la pérdida de peso como posibles razones para cualquier cambio en la presión arterial, y que así solo quedará el factor puramente vegetal para la disminución de la tensión. Todas las comidas fueron preparadas para los participantes en una cocina central para aumentar el cumplimiento de las dietas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS  Dieta para el acné | Alimentación y suplementación

 

Los resultados mostraron que el aumento de frutas y hortalizas y planes DASH bajaron la presión arterial, destacando la dieta DASH como la más eficaz para la hipertensión. Se redujo la presión arterial en 6 mmHg para sistólica y 3 mmHg para diastólica, aquellos sin presión arterial alta. Los resultados fueron mejores para las personas con presión arterial alta, la caída de la presión sistólica y diastólica fue casi el doble a 11 mmHg y 6 mmHg, respectivamente. Estos resultados mostraron que la dieta DASH parecía bajar la presión arterial, así como una dieta de 3 g de sal restringida, pero lo más importante, tuvo una reducción similar a la observada con el uso de un único medicamento de presión arterial. El efecto se observó en las dos semanas posteriores al inicio del plan DASH, que también es comparable al tratamiento con medicación, y continuó durante todo el ensayo. Este ensayo proporcionó la primera evidencia experimental de que el potasio, el calcio y el magnesio son importantes.

 

Plan de alimentación DASH o dieta para la hipertensión

El plan recomienda las siguientes cantidades en grupos de alimentos con lo equivalente a una ración.

Grupo de alimentos

  • Granos: 7-8 porciones por día. Una porción equivale a una rebanada de pan, media taza de cereal seco o arroz cocido o pasta. Estos alimentos proporcionan energía, carbohidratos y fibra.
  • Vegetales: 4-5 porciones al día. Un tamaño de porción es una taza de verduras de hoja, media taza de vegetales cocidos, media taza de jugo de verduras. Las frutas y verduras proporcionan potasio, magnesio y fibra. Consumir el número completo de porciones de vegetales es un componente clave de la dieta.
  • Frutas: 4-5 porciones al día. Una porción es una fruta mediana, media taza de jugo de fruta, un cuarto de taza de frutas secas.
  • Productos lácteos bajos en grasa: 2-3 porciones por día. Una porción es equivalente a una taza de leche o yogur o 1 oz (30 g) de queso. Dairy proporciona ricas fuentes de proteínas y calcio.
  • Carne, pescado, aves de corral: 2 o menos porciones al día. Una porción es de 2,5 onzas (75 g). El énfasis está en las carnes magras y las aves sin piel. Éstos proporcionan la proteína y el magnesio.
  • Nueces, semillas, y habas: 4-5 porciones a la semana. Los tamaños de las porciones son media taza de frijoles cocidos, 2 semillas de tbl, 1,5 oz (40 g). Estas son buenas fuentes vegetales de proteínas, así como magnesio y potasio.
  • Grasas y aceites: 2-3 porciones al día. Una porción es 1 cucharadita de aceite de oliva o margarina blanda. El consumo de grasas trans se debe disminuir.
  • Dulces: 5 porciones a la semana. Una porción es 1 tbl mermelada de fruta pura, jarabe, miel y azúcar.
ARTÍCULOS RELACIONADOS  Beneficios de la dieta cetogénica | Quemar grasa, adelgazar y prevenir enfermedades

* Los granos enteros se recomiendan para la mayoría de las porciones del grano como buena fuente de la fibra y de los alimentos. Las porciones varían entre ½ tazas, dependiendo del tipo del cereal. Compruebe la etiqueta de información nutricional del producto.




Factores dietéticos en los determinantes de la presión arterial

Dieta para la hipertensión

El plan DASH original no restringía el sodio. Actualmente se sabe que el efecto combinado de una menor ingesta de sodio con la dieta DASH fue mayor que sólo la dieta DASH o una dieta baja en sal. El mayor efecto fue con la menor ingesta de sodio de 1.500 mg (4 g o 2-3 cucharadita de sal), en particular para aquellos sin hipertensión. Para este grupo, la sistólica disminuyó aproximadamente 7,1 mmHg y la diastólica alrededor de 3,7 mmHg. Sin embargo, la reducción de la presión arterial para los hipertensos fue de 11,5 mmHg para la sistólica y 5,7 mmHg para la diastólica, muy similar a las reducciones observadas con la dieta DASH.

Menú de ejemplo para dieta DASH

El menú de desayuno de ejemplo es:

  • Copos de maíz (1 taza) con 1 cucharadita de azúcar, leche desnatada (1 taza), zumo de naranja (1/2 taza), un plátano y una rodaja de pan de trigo con mermelada casera de 1 cucharada.

Los aperitivos sugeridos durante el día incluyen albaricoques secos (1/4 taza), yogur bajo en grasa (1 taza) y nueces mixtas (1.5 oz, 40g o 2 nueces y medio).

La principal diferencia de esta dieta es el énfasis en proporcionar más porciones de frutas y verduras, de 8 a 10 frente a las 5 a 13, como en las recomendaciones dietéticas de otros países. Además, separa los frutos secos, las semillas y las legumbres de los grupos de alimentos de carne, pescado y aves de corral y recomienda cuatro a cinco porciones semanales de nueces, semillas y judías secas.

Dieta Dash y pérdida de peso

La dieta Dash no fue diseñada para la pérdida de peso, pero puede ser adaptado para una menor ingesta de calorías. Los vegetarianos también pueden usar la dieta, ya que es alto en frutas, verduras, frijoles, semillas y productos lácteos bajos en grasa, que son las principales fuentes de proteínas en una dieta vegetariana.

 

Precauciones y riesgos

Añadir alimentos ricos en fibra a la dieta debe hacerse de forma gradual para evitar efectos secundarios como gas, hinchazón y diarrea. Es importante aumentar el líquido al mismo tiempo, ya que la fibra atrae el agua hacia el intestino. Si hay alta cantidad de fibra pero poca agua, las heces serán incluso más duras y puede haber estreñimiento.




Aumentar las frutas y verduras aumenta el contenido de potasio de la dieta para la hipertensión. Para personas sanas con función renal normal, una mayor ingesta de potasio de los alimentos no plantea un riesgo ya que el exceso de potasio se excreta en la orina. Sin embargo, los individuos cuya excreción urinaria de potasio está alterada, como aquellos con enfermedad renal, insuficiencia cardíaca severa e insuficiencia suprarrenal, pueden estar en riesgo de hiperpotasemia (altos niveles de potasio en la sangre). La hipercaliemia puede causar arritmias cardiacas (latidos cardíacos irregulares), que pueden ser graves. Algunos medicamentos comunes también pueden disminuir la excreción de potasio. Las personas en riesgo deben consultar a un médico antes de someterse a la dieta DASH, ya que una mayor ingesta de potasio en forma de frutas y verduras puede no ser adecuado. También se debe tener cuidado con los sucedáneos de la sal que contienen potasio.

ARTÍCULOS RELACIONADOS  Dieta para candidiasis | Protocolo en alimentación para tratar la Cándida

Investigación y aceptación general

Los estudios a lo largo de los años han sugerido altas ingesta de sal juegan un papel en el desarrollo de la hipertensión arterial. La presión arterial se ha centrado principalmente en la reducción de sodio o la ingesta de sal. Un estudio de 1989 analizó la respuesta de una ingesta de 3-12 g de sal por día en la presión arterial. El estudio encontró que las modestas reducciones de la sal, hacen caer levemente la presion sanguínea en los hipertensos. El mejor efecto se observó con sólo 3 g de sal al día con caídas de presión arterial de 11 mmHg sistólica y 6 mmHg diastólica. Más recientemente, se ha cuestionado el uso de dietas bajas en sal para la prevención o el tratamiento de la hipertensión.

Los ensayos de prevención de la hipertensión fase II en 1997 indicó que la ingesta kilocalórica y la pérdida de peso fueron más importantes que la restricción de la sal en la dieta en la prevención de la hipertensión. Una revisión Cochrane de 2006, que analizó el efecto de la reducción a largo plazo de la sal en la presión arterial, encontró que las reducciones modestas en la ingesta de sal podría tener un efecto significativo en la presión arterial en aquellos con presión arterial alta, pero un efecto menor en aquellos sin la enfermedad.

Los investigadores sugieren que puede ser porque los alimentos integrales mejoran la absorción de potasio, calcio y magnesio o puede estar relacionado con el efecto acumulativo de comer estos nutrientes juntos que los nutrientes individuales. También se especula que puede ser algo más en la fruta, verduras, y los lácteos bajos en grasa que explican la asociación entre la dieta y la presión arterial. La revisión Cochrane en 2006 mostró que las reducciones modestas en la ingesta de sal reducen la presión arterial significativamente en los hipertensos, pero un efecto menor en las personas con presión arterial normal.

Aunque los efectos a largo plazo de la dieta DASH o dieta para la hipertensión aún no se han establecido, la dieta mediterránea, que se ha demostrado que tiene otros beneficios para la salud, incluyendo un menor riesgo de enfermedades del corazón y las tasas de cáncer.

Soy dietista titulada trabajando en consulta. Me encanta todo lo relacionado con las ciencias de la salud, actualmente estoy completando mis estudios en Medicina en la Universidad de Zaragoza. Me encantaría compartir con vosotros la información más novedosa en nutrición, alimentación y salud.

Sofia Thais

Soy dietista titulada trabajando en consulta. Me encanta todo lo relacionado con las ciencias de la salud, actualmente estoy completando mis estudios en Medicina en la Universidad de Zaragoza. Me encantaría compartir con vosotros la información más novedosa en nutrición, alimentación y salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *